El Proyecto Salesiano Ecuador ha caracterizado y definido como su prioridad de atención a las niñas, niños y adolescentes entre seis y dieciocho años en situación de vulnerabilidad especialmente en situación de calle.

Líneas de intervención

    Acogida oportuna y reinserción familiar

    El Proyecto ofrece, en los distintos centros de acogida (temporales y transitorios), un ambiente educativo y de familia a niños y adolescentes en situación de calle, cuyos vínculos familiares se encuentren resquebrajados o rotos de manera definitiva.

    Niños y jóvenes tienen acceso a servicios básicos de salud, nutrición, atención pedagógica y formación, mientras el equipo técnico realiza las gestiones orientadas a la re-inserción socio-familiar o procesos de independencia.

    Actualmente el Proyecto Salesiano cuenta con cinco centros de acogida dos transitorios y tres temporales en tres ciudades del país.

     

     

    Capacitación técnica y artesanal

    Los programas que se enmarcan en esta línea de intervención responden a la necesidad de formación práctica y técnica que facilite a los jóvenes su vinculación laboral. En ese marco, el Taller Escuela San Patricio, el Centro de Capacitación Don Bosco y el Centro de Formación Artesanal cuentan con infraestructura, docentes capacitados, ambientes y materiales propicios para la formación de los jóvenes -mayores de quince años, en ramas técnicas y artesanales. Contar con formación técnica amplía la posibilidad de acceder a fuentes de empleo formales, cuya vinculación se viabiliza a través de programas de inserción laboral a cargo de oficinas especializadas con las que cuentan los tres centros ubicados en las ciudades de Quito, Guayaquil y Cuenca.

     

    Ciudadanía

    La intención de trabajar esta línea de intervención es la de desarrollar en las niñas, niños, adolescentes y jóvenes un protagonismo que permita tanto su reconocimiento en la sociedad como el fortalecimiento del sentido de pertenencia a la misma. Se conjugan para este propósito espacios formativos denominados escuelas de ciudadanía e instancias – consejos de niños, niñas y adolescentes y consejos de padres de familia – propicios para la práctica de los derechos y deberes.

    Se promueve la participación, el asociacionismo, la solidaridad, la organización y el buen uso del tiempo libre a través de la práctica deportiva y con la conformación de grupos de danza y música; en torno a esta línea de intervención, se realizan actividades como campeonatos deportivos, colonias vacacionales y campamentos de ciudadanía.

    Educación en la fe

    Damos a conocer a las niñas, niños y adolescentes el rostro atractivo de Cristo y los valores del Evangelio de modo que adquieran una visión cristiana positiva de su vida y de la historia, para la construcción de una sociedad según el proyecto de Dios mediante el conocimiento y vivencia de la Espiritualidad Juvenil Salesiana.

    Acorde con la esencia salesiana, esta línea de intervención corresponde a la educación en valores evangélicos, la que se da en un marco de respeto a las diferentes creencias y cultura. Se fomenta: la participación en talleres de educación en la fe, en la celebración comunitaria de la Eucaristía, los buenos días, los momentos festivos salesianos, la conformación de oratorios y la preparación sacramental.

     

     

    Escolaridad

    El Proyecto procura el acceso y la permanencia en el sistema educativo de niñas, niños, adolescentes y jóvenes en situación de vulnerabilidad especialmente a aquellos en situación de calle. Comprometiendo en esta tarea a educadores, docentes, a las familias y a las niñas y niños para quienes otorga becas escolares.

    Adicionalmente la Unidad Educativa San Patricio y la Escuela de Educación Básica Fiscal P. Antonio Amador, en Quito y Guayaquil, respectivamente ofrecen un programa académico especial que responde a su realidad y al rezago escolar, permitiendo un avance acelerado y refuerzo acorde con el desarrollo de sus propias destrezas.

    En los centros de referencia se acompaña y refuerza los procesos pedagógicos que reciben en los establecimientos escolares mediante un clima educativo que va más allá de la ayuda en sus tareas diarias.

    Familia y comunidad

    Es primordial para el desarrollo de las niñas, niños y adolescentes desenvolverse en un entorno apropiado. Familia y comunidad son entonces espacios que requieren intervenciones puntuales, para ellos, el  Proyecto Salesiano ha diseñado programas de: formación, orientados a mejorar su relación intrafamiliar;  y de microcrédito,  para fomentar pequeños emprendimientos que aporten a la sostenibilidad del hogar.

     

    Presencia preventiva en calle

    Mediante la metodología salesiana del <<abordaje>> en las calles y lugares estratégicos de la ciudad, educadoras y educadores generan encuentros personales con niñas, niños y adolescentes en situación de calle, para ofrecerles una propuesta educativa que les permita acceder a los diferentes servicios que se desarrollan en los espacios educativos del Proyecto. Desde allí se previenen procesos de callejización, se detiene el uso de drogas, se evitan conductas infractoras, además de potenciar sus capacidades, elevar su autoestima, fortalecer su identidad, promover, restituir y exigir sus derechos.